Seleccionar página

Cuando eres tímido y reservado, debes saber que con un poco de esfuerzo puedes conseguir adquirir ciertas habilidades comunicativas.para conseguir ser mas sociable. Ya que conectar con otras personas es una de nuestras capacidades más entrañables.

El ser humano se relaciona por naturaleza propia, es por eso que nos ha parecido buena idea dejarte unos consejos con los que podrás conseguir mejorar en estos aspectos.

  1. La importancia de confiar en ti mismo

Ahora es cuando piensas, si claro, que fácil es decirlo y que difícil es hacerlo…

En ocasiones nos habituamos a una forma de ser en la cual pensamos que conocer personas no es lo nuestro, que no estamos hechos para ello. Tienes que entender que no todos somos perfectos y que unos destacamos en unas cosas y otros en otras. Eso es lo que nos diferencia del resto.

El valorarte a ti mismo es uno de los factores más importantes ya que te ayudará a poder acercarte a esas personas que quieras conocer con cierta seguridad y te resultara mucho más fácil poder conectar con las personas de manera personal y emocional.

  1. No tengas miedo a conversar con desconocidos

Una de las mejores maneras de superar este problema es conocer nuevas personas. Podemos asistir a una celebración, ir al bar a tomar unas cañas y de este modo; Conversar con personas que no conoces.

Por ejemplo puedes conversar con alguien que te genere confianza de un tema o noticia que te resulte interesante, debatir sobre diferentes temas que te resulten cómodos o realizar preguntas que te ayuden a saber un poco más sobre la persona con la que estas conversando. Normalmente las personas, reaccionan positivamente a tus preguntas, y con un poco de suerte conseguirás entablar una relación de comunicación con el/la susodicho. En cierto modo realizar esta práctica de vez en cuando favorecerá  a tus capacidades comunicativas de manera positiva. Para que puedas cada vez avanzar un poco más en cuanto a la comunicación.

  1. Mira a los ojos de tu interlocutor

Es importante que cuando mantenemos una conversación miremos a los ojos de la persona con la que hablamos. En cierto modo ese hábito transmite cierta seguridad, tanto a ti como a la persona con la que hablamos y también; Nos permite conectar de una mejor manera y generar mayor empatía.

Es positivo, tener sentido del humor ya que la persona con la que conversas suele valorarlo. Aunque tampoco es bueno excedernos, ya que puede resultar de mal gusto, deberemos limitar nuestro sentido del humor, al menos en nuestros primeros contactos. Y tratar el humor de manera razonable para que no cause situaciones incomodas.

  1. Interésate por la persona:

Normalmente nos gusta que las personas se interesen por nosotros. Ya que es una sensación muy agradable, nos sentimos valorados y también nos sienta bien que haya distintas personas que quieren saber más sobre nosotros, conocernos, ese tipo de cosas, ya sabes.

Al igual que a ti te gusta que te presten atención y que las personas se interesen por ti al resto de las personas también les gusta. Es por ello que es muy buena idea que sea de ti de quien salga este gesto. Sin que dé, de cierto modo la sensación de que estas interrogando a esa persona. Y a su vez consiguiendo una comunicación fluida y amena.

Esto puede hacerte ser una persona sociable y divertida además de favorecer a los diferentes temas que puedan unirte a la persona y también llevarte a encontrar intereses comunes entre ambos.

  1. Sal a la calle y conoce gente nueva al margen de tu círculo de amigos:

Es muy satisfactorio y agradable animarse a conocer nuevas personas y entablar conversaciones.

En ocasiones, es bueno salir del mismo círculo vicioso y salir un poco de la rutina. Es bueno conversar con personas con las que coincidas en momentos y situaciones informales; y no solo encerrarte en el mismo círculo de personas que pasan contigo la mayoría del tiempo.

Si normalmente te rodeas de las mismas personas permanecerás en tu zona de confort lo que dificulta tus capacidades comunicativas.

En todas partes contamos con diferentes puntos de encuentro, e incluso en nuestra rutina nos movemos por diferentes lugares en los cuales podemos practicar nuestra sociabilidad y capacidades comunicativas. De este modo podemos conseguir empatizar con distintos grupos sociales y no solo con nuestro círculo habitual.  Que aunque es en cierto modo agradable, puede  acabar cansándonos.

  1. Mantén el contacto

Cuando conoces a alguien, y conectas; nadie dice que no puedes ver a esa persona en otra ocasión. Gracias a las nuevas tecnologías tenemos a nuestra disposición un arma infalible de comunicación.

Con lo cual podremos, pedirle alguna de sus redes sociales o contacto.

De este modo podrás conseguir una vía fácil y sencilla con la que podrás comunicarte de nuevo con él o ella; Así como quedar de nuevo o comenzar una nueva amistad.

  1. Únete a actividades que se realicen en grupo

Las actividades en conjunto, como deportes, eventos, cursos, te obligan a conocer gente nueva y cooperar en el transcurso de esta ya que se realizan diversas actividades grupales en las que todos pueden participar.

Esto puede ser útil ya que en ocasiones nos encerramos en casa y evitamos así la relación. Al igual que puede darse que, en ocasiones estemos agotados de los mismos lugares, hábitos, etc.

Un buen ejemplo podría ser apuntarte al gimnasio, ir a la piscina, salir a pasear…

  1. Sé alguien con quien sea agradable estar

Existen hábitos con los cuales las personas nos sentimos, mas agosto. Estos tratan de satisfacer la comodidad en una relación entre personas. Es importante ser gentil, sonreír, ser educado y puntual, es fácil sentirnos atraídos hacia personas que nos hacen sentir bien en nuestro dia a día.

Si desprendes positividad, tranquilidad, eres cálidas con las personas, las personas querrán sin duda acercarse a ti.

  1. Practica siempre que puedas

No tienes por qué alejarte mucho para comunicarte.

En cierto modo a veces nos sentimos solos, y no nos damos cuenta de que tenemos una gran cantidad de personas a nuestro alrededor; a las que, apenas préstamos atención.

Tu círculo de amistades y familiar, también puede conversar contigo, para ayudarte a sociabilizar y a abrirte con respecto a las personas.

Todo lo dictado anteriormente, puedes practicarlo propiamente con tus seres queridos, interésate por sus vidas, mantén el contacto si no los tienes cerca, empatiza con ellos, planea actividades fuera de lo habitual…

  1. No te preocupes si alguna interacción no sale como esperabas

En ocasiones podemos sentirnos decepcionados cuando intentamos relacionarnos con los demás. Ya que a veces se da que no todo sale como queríamos.

Existen multitud de factores como el humor con el que las personas cuentan en ese momento, su estado mental hacia ti, etc.

¡No pasa nada! No es tu culpa que haya personas que no quieran tu compañía, pues cada uno es distinto, y al igual que encontraras gente que no quiera conocerte encontraras gente increíble que te aporte un montón de cosas. No te debe afectar si alguien no responde de manera empática.

Esperamos que te haya gustado el post, en Amore mío queremos que encuentres la manera más adecuada para relacionarte y dejar de lado la timidez. ¡TU VALES MUCHO! Así que sal a la calle y conoce gente nueva, ya verás que existen miles de personas que querrán saber un poco más de ti… y que, ¿Te animas?