Seleccionar página

,En la vida todos buscamos una relación sana, que llene de alegría nuestros días.

En el siguiente artículo vamos a ofreceros algunos consejos, para evitar los malos hábitos en la pareja y conseguir una relación sana:

  1. Agobios

Para que en una pareja pueda darse una relación sana y satisfactoria no se puede agobiar al otro. Cuando tenemos una relación, no podemos hacer de ella un mundo y que todo gire en torno a ella.

A veces necesitamos desconectar de nuestra pareja y hacer otro tipo de cosas, no se puede estar todo el día pegado al móvil.

  1. Celos absurdos

En ocasiones el amor es difícil, para tener una relación sana se exige una cierta confianza.

Para que se pueda dar una relación de forma sana, tenemos que abrirnos a que la persona con la que compartimos nuestros días nos va a respetar y confiar en ella para que no haya que discutir por tonterías cada día.

  1. Intentar controlarlo todo

Debemos relajarnos y dejar que las cosas fluyan, a veces nos obsesionamos por controlarlo todo, pero también hay que aprender a dejar que algunas cosas surjan solas. Para tener una relación sana, no es necesario planificar cada cosa que va a pasar. Es mejor dejar que el tiempo lo diga solo.

  1. Creer que siempre tienes la razón

Es común que a veces tengamos tendencia a querer llevar siempre la razón en las cosas. En ocasiones hay que dar nuestro brazo a torcer para no generar una discusión que desemboque en una pelea por una tontería, al igual que las dos personas deben tener derecho a elegir cosas juntos no tiene por qué tomar siempre las decisiones uno.

  1. Dejar de lado la dependencia

Para que una relación se mantenga sana y fuerte ambos tienen que llevar una vida normal. Tener pareja no implica pasar todo el día juntos. Tienes que recordar que tienes tareas y personas aparte en tu vida y deberás sacar tiempo suficiente para todo y para ti mismo.

  1. Querer cambiar a la persona

El amor no es querer cambiar, a veces nos gusta alguien pero hay cosas de esa persona que no nos gustan y por momentos desearíamos cambiar a esa persona.

Entonces no estas con la persona indicada, querer significa querer con tus virtudes y defectos.  Si quieres cambiar a la persona con la que estas deberías plantearte si realmente es la persona adecuada para ti.

  1. Posesión

No podemos dejar encerradas a nuestras parejas, controlar sus redes sociales y aparecer allá donde estén en todo momento, cada uno merece tener su intimidad al margen de su vida amorosa. Es muy probable que si agobias mucho a la persona en este aspecto acabe saliendo corriendo por que se agobia.

Habrá que encontrar un punto medio.

  1. Ser egoísta

Con una pareja no se debe ser egoísta. A día de hoy el egoísmo rompe muchas relaciones. Si piensas solo en ti y nada más que en ti eso perjudicará a tu relación notablemente. La individualidad es buena pero en exceso no gusta.

La pareja es cosa de dos, entonces ambas personas deben pensar el uno en el otro.

  1. No planear

A veces hay que dejar de lado la rutina y hacer algo excepcional. Cuando pasa un tiempo nos habituamos, nos volvemos poco innovadores y dejamos olvidada a esa persona tan importante que siempre está ahí para nosotros. Propón salir de cena, o a pasear juntos, haz cosas con tu pareja para salir de la rutina y que vuestra relación sea más placentera y satisfactoria si no el amor se va marchitando poco a poco como una flor a la que no riegas nunca.

  1. Falta de respeto

Algo muy importante es el respeto hacia tu pareja, ella/él pone la confianza en ti para que respondas ante eso. Sin engaños mejor, cuando uno de los dos se decepciona es difícil seguir en la relación a no ser que la persona decida perdonar.

Por ello es tan importante el respeto mutuo, eso creará un vínculo de confianza entre ambos y endurecerá tu relación con tu pareja.

Espero que estos consejos te hayan servido de mucha ayuda, desde amore mío te deseamos un feliz viernes.